Ajuntament de Sant Cebrià de Vallalta
dimarts, 16 de juliol

Cercar a la web

Altres IdiomesIniciMapa webContacteVisita el nostre canal de FacebookVisita el nostre canal Flickr
Documentació adjunta
Imatges relacionades
Poesia del veí cebrianenc Rafael Caro
Poesia del veí cebrianenc Rafael Caro

Poesia de Rafael Caro amb motiu de Sant Jordi

23 d'abril de 2019


Aprofitant la setmana de Sant Jordi, des de l’Ajuntament de Sant Cebrià ens fem ressò de la poesia del veí de Sant Cebrià Rafael Caro, que ha escrit una tríada de tres poemes dedicada a la seva visió dels tres personatges principals de la llegenda de Sant Jordi: el cavaller, la princesa i el drac. 

Us els deixem a continuació:


1.Dragón Negro |Tríada de San Jorge

Furioso justiciero, doble dragón negro.
lanzas por tus fauces gas, humo y fuego.

Lanzando amenazas en todos los tiempos,
mueves las entrañas de la tierra, fundiendo,
clavando ejes de acero en cada hueco.

Por los lugares dormidos empresas renovación,
cambio, movimiento sin par, sulfurosas llamadas,
que suenan a ecos profundos, con llama de aviso.

Por los lugares removidos de hechicería,
envidia, odio y egoísmo, siembras cristales,
cristales ahumados y negros, para que cada ser
encuentre el suyo sirva de lección y premio.

Periódicamente vahos de irritación
nos ofreces por montañas, mares y cielos,
para recordar que a una madre no se le ofende,
y si es tierra mucho menos, sin sentir respuesta.

Mueves, avisas, cambias con temblores,
petardos o tormentas de azufre encendido,
proclamando final, finales de sistema,
reflejos de lo que pueda seguir insalvable.

En silencio, en rumor sordo, cómo tambor ciego,
combocas a los elementos que surgen de dentro,
que salgan de sus guaridas inflamadas
de espera callada, pero con ojo muy abierto.

Después vendrá la belleza, el renacer contento
de un mundo nacido para ser bello, verde y azul.
fresco por las noches y cálidos los días,
con cumbres de hielo dorado y fosas marinas de nácar.


Rafael Caro


2. Caballero Jorge | Tríada de San Jorge

Hércules dolorido, caballero andante herido,
caballero de la armadura oxidada,
recibes golpes por doquier y apenas lo sientes.

Pasó del tiempo de las búsquedas cortesanas; 
con tu brazo en cabestrillo lanzas miradas huecas,
te engañas, te engañan y sientes lo que pasa.

A tu dama no la encuentras, la tienes te rechaza,
si te busca no halla el camino, despropósito
de caracteres que pierden conciencia y norte.

Caído del caballo en medio de ninguna parte,
buscas información donde no la hay,
o hay demasiada, emapapada de velos de irritación vana.

El peto roto, la armadura mellada,
solo hallas consuelo en seguir peleando,
me dio vuelta la espalda, pues es corazón o que queda.

Su traje noble, con vara de apoyo,
marchas sin caballo que marchó solo a la cuadra,
en vértigo de acontecimientos agotado y abducido.
¿Qué te queda pues, hombre de pelo en pecho,
rodeado en pantano por tus propios fantasmas?
si no buscas por otros senderos, sin tanta carga...

Aliarte con nuevos dragones cómo se encuentras la manera,
encontrar de nuevo damas con más conciencia,
sin tantas exigencias en la almohada.
Y valorarte, pues aún de rodillas eres creador y alumbras.

Por rastros y verificaciones hay una luz,
luz que espera en medio de matorrales,
de ventiscas, pero llena de fuego y calma.

Jorge derrotado, nunca lo fuiste del todo,
solo te falta auto reconocerte, encontrar
una esposa más pequeña y hundirla en la sombra.

Rafael Caro


3. Dama Rosada | Tríada de San Jorge

No eres tan hermosa, pero sí más bella,
tu pecho noble perdona y tu seno alimenta,
olvidaste los papeles de princesa
y saliste a la calle en busca de gente resuelta.

Yo tu príncipe primero te olvidaste, 
ya no te sirve el recuerdo de tu padre,
ni la cuenta del banco que te sustenta,
solo tienes tus manos y el amor que te sostiene.

Jorge está herido, pero aún anda maltrecho,
ciego de un ojo y con el otro muy abierto, 
preguntando a cada momento dónde está
su alma, su caballo, su espada esos brazos

Para encontrar nuevos caballeros aliados
y bien dispuestos, tienes que mirar hacia abajo,
coger tú misma la Rosa y ofrecerla a la vida
qué va hacia cualquier parte dónde te ofrezcan algo

Dama Rosada, tan pequeña y tan grande,
tan mujer y tan engañada,
si ofreces hijos al mundo, de la mano,
que no sean como algunos que conoces a medias.

Diálogo dama- Jorge- dragón cada momento,
sea negro, inglés o de cabeza rapada , 
amarillo, verde o violeta.

Y en el valle de todos los ríos, 
en la cumbre de todas las montañas, 
ofrece un beso al aire de todos los días, 
sembrando con cabeza corazón y cuerpo.

Caballero jorge, Dragon Negro , dama Rosada, 
cuánto trabajo los queda para sembrar.
sembrar de nuevo con oro y plata, 
un suelo venerable, cubierto de fuego y barros


Rafael Caro



Amb la col·laboració de:
Diputació de Barcelona
Ajuntament de Sant Cebrià
AJUNTAMENT DE SANT CEBRIÀ DE VALLALTA| C/ Centre núm. 27 - 08396 - Sant Cebrià de Vallalta | Telf. contacte: 937631024 Fax: 937630219